Clases por Skype, la nueva moda

Con las nuevas tecnologías todo ha cambiado, hasta tal punto de poder clases desde tu casa, ¿qué te parece? pues ahora es posible con las clases de música por skype, ¡alucina!

Pero, tú te plantearás, ¿es lo mismo? ¿no serán peores? Pues, tengo que decirte que las he probado y aunque cambie la perspectiva, a la hora de centrar la atención es muy recomendable, ya que no puedes perder de vista a tu alumno ni tu alumno a ti, con lo que se convierten en clases muy intensas. También es cierto que no se puede dar clase de todo por skype, veo imposible dar clases de jardín musical a 5 peques sin estar tu en la misma estancia, pero ¡nunca se sabe!

De momento, yo creo que lo más productivo serán clases en las que el alumno y el profesor puedan mirarse y tener el instrumento con ellos, como por ejemplo clases de guitarra por skype o clases de ukulele por skype, o las mejores creo yo, las clases de canto por skype. Y veo mucho más complicado dar clase de piano por skype, ya que la perspectiva es complicada, ¿cómo ves a tu alumno, a la vez que la partitura, la postura, los dedos, los pies?

Yo de momento he probado a dar clases de lenguaje musical por skype y es cien por cien recomendable y aprovechable.

Conforme vaya probando, os iré diciendo consejos y experiencias, de momento solo puedo deciros que imprescindibles para dar clases por skype:

una buena cámara

una buena conexión

y unos buenos cascos

¡Sigo probando y os digo!

Anuncios

Clases para Adultos

Las clases para adultos puede parecer que distan mucho de las clases de los peques, y aunque desde luego la didáctica no es la misma, puede parecerse más de lo que parece. Pensemos que la música es un lenguaje bastante complicado y que cuando somos adultos nuestros esquemas mentales ya están bastante estructurados como para entender un nuevo sistema de signos y símbolos que representan cosas tan abstractas como “el sonido” o “tiempos”

Cuando empiezo con un grupo de adultos o incluso en clases individuales hago las mismas mismas explicaciones que hago para los peques, lo único que cambio es la manera de hacer la práctica, obviamente no les voy a dar una ficha para pintar instrumentos musicales, pero la teoría es exactamente la misma.

Los peques son esponjas y sobretodo no se plantean tantas cuestiones como se pueden plantear los adultos. A los peques les puedes decir “esto es un do” y su contestación va a ser “vale” y en cambio a los adultos les dices “esto es un re” y la respuesta es “¿por qué?”

Es ahí donde realmente está la diferencia de dar clase de música a adultos. Ellos se plantean cuestiones muy complejas para llegar a entender un nuevo idioma.

Mi recomendación, ¡paciencia! y mucha mucha mano izquierda 🙂