Jardín Musical

Hace mucho que no me paro a escribir en este blog, pero la verdad es que me apetecía muchísimo, así que empiezo hoy con unos consejillos para las clases de los más pequeños, que son quizás los más exigentes, ¿verdad?

Lo que mejor me funciona con las clases de jardín musical, son las rutinas, es decir, las cosas que hacemos todos los días, siempre en el mismo orden.
Por ejemplo, para empezar las clases, siempre les saludo con una canción y con una marioneta, es genial ver con el tiempo que se la saben. Puedes empezar con algo sencillo como “hola hola cómo estás, la clase va a comenzar”, con varias melodías. O, si ya son más mayores, el rock del pentagrama les suele encantar.
Después, la actividad en sí que toque, ya sea una ficha, crear un instrumento, o sacarle sonoridad a un cotidiófano, que también les suele gustar mucho. Eso de hacer ruido, es maravilloso.
Para terminar, puedes usar la canción en inglés de “clean up” para que te ayuden a recoger, y a su vez, que aprendan algo en inglés y que entonen, que es lo que más nos importa a nosotros.
Y para finalizar del todo la clase, un poco de baile. A mi, personalmente, me encanta la canción del “congelao” que es el juego de toda la vida de las estatuas. Yo, aprovecho los momentos en que dice la palabra clave para hacerles preguntas, depende de lo que estemos viendo. En el momento que se quedan congelados deben contestar a la pregunga. Por ejemplo “de que familia de instrumentos es la flauta”, o similar. Les suele encantar.
Espero que os haya servido un poco para organizar vuestras clases de los más peques, a nosotros nos funciona.
Anuncios

Claves Personalizadas

Ya hemos hablado muchas veces que una de las cosas que les gusta a los peques, a los medianos e incluso a los más mayorcitos es la de hacer sus propios instrumentos. Andando por una tienda de manualidades he encontrado unos palos de madera un poco largos para ser unas claves pero que sonaban perfectos. Los palos los había de distintos tamaños y grosores, pero los que mejores sonaban tenían un grosor perfecto para las manos de los más peques, y aunque eran muy largos para ser unas claves, ellos lo entienden ¡no puede ser perfecto!

Así que, manos a la obra.

Lo primero que hago siempre es hacer una prueba yo misma para comprobar la dificultad y para que ellos tengan un modelo que les motive.

Lo segundo es explicarles el instrumento que debería ser, cómo se toca y a qué familia pertenece.

Una vez tenemos claro eso, empieza el “pringue”

Repartimos las maderas y las pinturas (suelo usar pintura de dedos) porque se limpia mejor y a ellos les encanta mancharse los dedos, además se seca relativamente más rápido. (también de cuánta pintura pongan, porque a veces se pasan)

Cuando está todo seco, ¡¡a tocar!!

Os dejo una pequeña muestra 🙂

whatsapp-image-2016-10-11-at-10-55-55

Collage Musical

Muchas veces te quedas sin ideas para hacer actividades con los más peques, no solo porque has hecho miles o porque es Julio y el cerebro no te da para más, sino porque las destrezas de los peques de 2 años y medio suelen ser muy concretas y eso limita mucho las actividades más complicadas o enrevesadas. Por eso, muchas veces hay que recurrir a los clásicos y disfrutar de un trabajo bien hecho por parte de los peques.

Hoy he decidido hacer un collage sobre un instrumento impreso en folio normal.

  • Imprime el instrumento que quieras trabajar al mayor tamaño posible
  • Recorta papelitos de colores, yo he elegido un papel de regalo dorado y rojo que tenía por casa para darle un toque diferente
  • Prepara pegamento de barra y muchas toallitas húmedas (se les pegan constantemente los trozitos)
  • Prepara una muestra para motivarlos

Con estos sencillos pasos conseguirás un resultado genial y lo mejor, ¡¡les encanta!! Aquí unas pruebas 🙂

20160718_175955

20160718_181419

 

Espero que os guste, a ellos les encantó 🙂

Móvil instrumental

Hoy os enseñamos como, además de repasar instrumentos y familias de estos, podemos reciclar perchas. Si si, esas perchas que se han torcido o que te sobran, las vamos a utilizar para hacer una actividad que, por lo menos a los míos, les ha encantado.

Lo primero es escoger dibujos de instrumentos de las tres familias para pintar. Una vez estén pintados se recortan y se mezclan. Cada peque deberá seleccionar instrumentos de la misma familia para colgar en el mismo hilo. Ah, claro, que no os he dicho que lo que vamos a hacer es un móvil musical, ¡¡aquí una muestra de un peque muy artista!!

20160530_204815 20160530_204832

Bueno, sigo, una vez tengan los hilos organizados por familias deberán pegar los instrumentos en cada uno de los hilos con un trozito de cinta adhesiva. Una vez tengamos los hilos (aquí puedes decidir tu cuántos quieres usar) los atamos a la percha (que es lo que más les cuesta)

Nosotros hemos puesto 7 hilos de caen de la misma parte de la percha, pero tu puedes hacer tantas variantes como quieras: más hilos, diferentes largos, colgarlos desde varios sitios de la percha, más o menos instrumentos, etc.

¡¡y ahora a colgarlo en su cuarto!!

Frío frío, caliente caliente

Todos, alguna vez en nuestra vida, hemos jugado al juego de “frío frío, caliente caliente” donde el caliente significaba que te acercabas al “tesoro” y que frío significaba que se desvanecían tus sueños ¡ja!

Pues yo lo utilizo muchísimo en las clases individuales para encontrar tesoros como caramelos o piruletas con valores que sean muy diferenciables por ejemplo:

  • piano – forte
  • rápido – lento (redonda y corchea)
  • agudo – grave
  • picado – ligado
  • consonancia – disonancia

Dependiendo muchísimo, por supuesto, de la edad y el nivel del alumn@ que tengo delante.

music-363276_960_720

Lo más importante que yo he podido observar, es que lo que más le gusta tiene que acercarles al regalo, es decir, entre piano y forte, por ejemplo, lo que más les gusta sin duda es el fuerte, todo lo que sea escandaloso, independientemente de la edad, les chifla. Por eso, el forte es el “caliente”. Como en todas las actividades puedes hacer variaciones, a mi la que mejor me funciona tras haberlo hecho muchas veces, es darle la vuelta al juego, y es el alumno o la alumna la que esconde el tesoro y tiene que trabajar ella los sonidos con su violín, guitarra o piano para guiarte hasta el caramelo.

Recordad también que debe ser en las clases individuales, si lo probáis en una clase grupal ¡¡puedes quedarte sin clase!! 🙂

La voz

Ya hemos comentado en repetidas ocasiones la importancia que tiene que desde bien pequeños conozcan todas las familias de instrumentos y variedad de ellos pero, ¿alguna vez nos hemos parado a mirar el nuestro propio? La voz es un instrumento de lo más perfecto para que los alumnos trabajen, no solo con sus canciones preferidas, sino también es recomendable que trabajen la expresión para un mayor control de la voz.

A mi me encanta practicar diferentes sonidos, onomatopeyas o expresiones con ellos para trabajar la voz. Un tema muy recurrente son los animales. Puedes orientarlo de tantas maneras que las clases se te harán cortas.

parrot-162039__180

Puedes hacer juegos de imitación en grupo. “Todos somos lobos”

Puedes hacer juegos de imitación-adivinación (maestro-grupo) Tu haces un sonido y ellos deben adivinar qué animal es-

Imitación-adivinación (1-grupo). Uno es un lobo y los otros adivinan que animal es (con tarjetas, diciéndoselo al oído, enseñándole una máscara, dibujo, etc)

Imitación-adivinación (1-1). Cada niño tiene una tarjeta y debe imitar el sonido del animal, y sus compañeros igual. Irán adivinando sobre la marcha.

Puedes poner sonidos en tu reproductor y, reconocer, imitar, reproducir el sonido.

¿Qué os parece? ¿Lo habéis probado? ¿Cómo os ha funcionado?

 

¡A saltar! en el pentagrama

Los juegos son algo que todos conocemos y sabemos que son lo mejor para reforzar conceptos y afianzar ideas, por eso uno de mis juegos preferidos para aprender las notas es el pentagrama en el suelo.

¿Habéis jugado alguna vez de pequeños al “charca-orilla”? Yo sí, y me ¡¡encantaba!!

music-408994_960_720

Y convertir el pentagrama en este juego me apasiona, no solo requiere concentración, sino también conocimientos de las notas.

Lo mejor que podéis hacer es empezar a trabajarlo desde bien pequeños, yo lo he probado con peques de 3 años y solo trabajar dos notas, por ejemplo el mi el sol (primera y segunda línea) e ir añadiendo.

¡Siempre jugar a líneas o espacios! Sino puede ser mucha locura 🙂

Lo que más me gusta hacerles es crear una confianza y luego romperla, me explico mejor ¡ja! Me paso un buen rato solo diciendo “sol – mi” “sol – mi” y cuando ya veo que están saltando casi sin fijarse en las notas que digo cambio y les “pillo”. Cuando juego con mayores los elimino, y así creo competición y están más concentrados, cuando juego con los más pequeños les doy muchos puntos y voy “quitándoles” puntos, lo que quiero es que jueguen siempre y se aprendan las notas.

Las variaciones son infinitas, cuando ya se saben las notas en clave de sol, les cambio la clave y ¡vuelta a empezar!

A mi me sirve a todas las edades y a todos los niveles, así que espero que os sirva a vosotros también.

Anteriores Entradas antiguas